Google+ Followers

lunes, 29 de junio de 2015

Decorar con cuadros grandes


Decorar paredes con cuadros grandes | Decoración de Interiores
Son muchos los aspectos que contribuyen a personalizar los interiores de cualquier lugar habitable, sea público o privado, desde la arquitectura hasta el más pequeño de los detalles decorativos como el diseño de un enchufe o un tirador, y una de las cosas que más personalizan un espacio es el arte, porque cuando alguien crea o elije una obra de arte, sea una escultura, una pintura o incluso una fotografía artística, lo hace sin condicionantes de ningún tipo, lo hace porque la obra en sí le emociona, le agrada personalmente, le trae recuerdos agradables o simplemente buenas energías, como cada uno lo quiera llamar.
A todo esto quizás te estés preguntando: ¿sin condicionantes?, ¿no condiciona el resto de la decoración?… la respuesta en cuanto al arte es que No la mayoría de las veces, sobre todo cuando se trata de cuadros grandes o arte en gran formato, porque cobrará tal protagonismo en el espacio donde se coloque que no tendrá que combinar, competir o buscar el equilibrio con ningún otro elemento. Simplemente le dará personalidad y creará un impacto visual que es mayor cuanto mayor es el contraste con el resto de la decoración.
Para una sala demasiado neutra el complemento perfecto puede ser un cuadro XXL que aporte color y personalidad. Precisamente este es un recurso muy utilizado en los apartamentos decorados según la técnica del Home Staging y apartamentos para alquilar que siguen una línea neutra que puede romperse y personalizarse a base de grandes cuadros a cambiar según los gustos de cada usuario.
Sala neutra. Foto ©Derek Swalwell
Foto ©Derek Swalwell
En espacios pequeños es preferible utilizar un solo cuadro grande antes que muchos cuadros pequeños en sustitución de éste. ¿Por qué no sustituir todos esos marcos pequeños por un solo cuadro de grandes dimensiones?.
Realmente se puede personalizar y transformar por completo el look de un interior con una sola obra de arte si ésta es lo suficientemente grande. O con más de uno, como en la recepción del Hotel HM Balanguera por ejemplo.
Lobby Hotel HM Balanguera
HM Balanguera ↑
Y por qué no, el rellano de una escalera y el final de un pasillo también puede ser en muchos casos un lugar idóneo para un cuadro de grandes dimensiones, como las “Miradas” de la escalera de la edición de Casa Decor de 2014, ¿te acuerdas?.
Miradas, por Monica y Marta Jimeno. Casa Decor Madrid 2014.
“Miradas”, CasaDecor’14 ↑
¿Y recuerdas el salón que vimos en el post El universo gráfico de la casa de Nynne?, la pintura en este caso se camufla más con la decoración pues utiliza un colorido similar al de la alfombra y algunos complementos utilizan la misma paleta de colores, sin embargo el cuadro no deja de ser protagonista; sin él el resultado sería muy diferente.
Sala de la casa de Nynne en Copenhague
Nynne’s home ↑
En este caso el cuadro está apoyado en el mueble; otra opción es apoyarlo en el suelo, especialmente si el cuadro es lo bastante alto para que no quede demasiado bajo, pero normalmente los cuadros se cuelgan de la pared, y a la hora de colgar un cuadro grande de la pared hay que tener en cuenta dos cosas principalmente: su posición /altura y su peso.
Generalmente un cuadro de grandes dimensiones puede pesar bastante y habrá que utilizar tacos, aunque si es un lienzo ligero y sin fondo puede ser suficiente con un par de puntas a un centímetro de cada extremo, pero hay que asegurarse de que el peso lo permite. Si va colgado por encima de un sofá, conviene separarlo al menos 10 cm. de la parte superior del sofá y hacer un replanteo antes de la posición de las puntas, midiendo la altura desde el pavimento. La posición en altura de un cuadro o lienzo debe ser media, ni demasiado alta ni demasiado baja, pero esto también dependerá de sus dimensiones y de si va por encima de algún mueble o no.
Si tienes pequeños lienzos para aprovechar, o simplemente porque son más fáciles de encontrar, más manejables y económicos que uno muy grande, también puedes crear un cuadro grande con varios lienzos más pequeños, como este tan colorista encontrado en Great Big Canvas:
Triptico Flourish III de Jonas Gerard
Foto ©Jonas Gerard ↑
Es cierto que pintar cuadros grandes con pintura al óleo puede resultar bastante caro, pero también podemos utilizar pintura acrílica, el resultado es bastante bueno, sin olvidar la posibilidad de utilizar otras opciones como la de dar nueva vida a materiales reciclados, como hemos visto muchas veces.
Cuadro con materiales reciclados de L.Gainer
Cuadro L.Gainer | Post ↑

Alternativas:

Una alternativa a los cuadros grandes es pintar en la propia pared, utilizándola como lienzo. En teatros y casas señoriales encontramos trampantojos que son auténticas obras de arte clásico, y los trampantojos modernos también están al alza, ¿te acuerdas?:
Trampantojo moderno Johina&Co.
Trampantojo Johina&Co. | Post ↑
Tampoco olvidemos que los murales, la fotografía de alta calidad, también puede sustituir a la pintura en la decoración de paredes: El siguiente caso es una fotografía de gran formato impresa en papel. Su protagonismo es total, pero al mismo tiempo forma parte inseparable de la habitación y la hace muy personal. Pertenece a la colección Life! de Wall&Decò, diseño deChristian Benini, y en este caso se trata de hiperrealismo fotográfico. Las imagen proyectada crea un patrón único en toda la superficie de la pared. ¿Imaginas esa fotografía que te encanta en forma de gran mural cubriendo la pared? el resultado casi siempre es impactante por el tamaño, y normalmente mejor de lo esperado.
Life! de Wall&Decò, diseño de Christian Benini
Life! de Wall&Decò ↑

No hay comentarios:

Publicar un comentario