Google+ Followers

lunes, 15 de diciembre de 2014

Kokedama, la planta que no necesita maceta

Kokedamas Ciclamen, suspendidas (izquierda) y colgada de la pared (derecha)
El nombre Kokedama nos recuerda al arte japonés de arreglo floral Ikebana, de hecho también el término Kokedama es de origen japonés, proviene de “koke”, que significa musgo, y “dama”, que significa bola o pelota.
Esta bola de musgo que sostienen una planta ornamental ha experimentado un resurgimiento como forma de arte moderno con plantas y flores. Una de las ventajas más importantes de las kokedamas, aparte de su fácil mantenimiento, es que se pueden colgar sin necesidad de un macetero, basta una cadena o cuerda para colgarlas del techo o de un gancho de la pared, incluso pueden colgarse boca-abajo, es decir con las hojas y flores hacia abajo, con todas las posibilidades decorativas que esta característica ofrece. También a menudo se fijan a un trozo de madera o corteza, o se colocan en un soporte decorativo.
Las kokedamas son por tanto plantas ornamentales con una base que es una bola cubierta de musgo que hace la función de maceta de la propia planta. Popularmente se conocen también como “el bonsai de los pobres” por lo fácil que es su mantenimiento, siempre dependiendo del tipo de planta que sustente. [Imagen siguiente: Kokedamas, de izquierda a derecha y de arriba a abajo: 1.Brezos, 2.Violeta africana, 3.Poinsettia amarilla, 4.Helecho]
Kokedamas: 1.Brezos, 2.Violeta africana, 3.Poinsettia, 4.Helecho
En internet, tanto en blogs como en foros sobre jardinería, hay muchos tutoriales para hacerlas y colocarlas, y por supuesto también puedes comprarlas hechas. La bola del kokedama suele hacerse con la raíz de la planta envolviéndola en arcilla moldeable a la que se da forma de bola. Este sustrato, que se llama “akadama”, también contiene un 15% de turba de musgo que actúa como retenedor de humedad. Después se recubre con musgo verde y suave y se ata con hilo de pescar o alambre, y cuerda o hilo resistente. Con el paso del tiempo, la planta crecerá y será conveniente ampliar la bola de sustrato. Para ello habrá que retirar con cuidado el musgo, aplicar más sustrato sin romper la bola y volver a cubrirla.
Selecciona la kokedama dependiendo de la ubicación, la luz natural que vaya a recibir y la capacidad de la planta para tolerar un sustrato húmedo. Muchas plantas tropicales son adecuadas para el Kokedama, como por ejemplo los helechos, la hiedra, o el bambú de la suerte. Por otra parte, al musgo no le gusta la luz directa, así que las plantas más adecuadas son las que prefieren la luz indirecta, por ejemplo la Drácena, el Junco, la Fittonia, la Hiedra y el Helecho, el Ciclamen, la Poinsettia, el Kalanchoe, o la Orquídea, entre otras.
Kokedama orquídea
Imágenes: LEAVESdesign

No hay comentarios:

Publicar un comentario