Google+ Followers

lunes, 8 de mayo de 2017

SALONES INSPIRADOS EN LA NATURALEZA



El estrés y el ritmo frenético de nuestro día a día hace que sea necesario contar con un lugar en nuestra casa donde poder relajarnos y sentirnos cómodos. El salón es una de las estancias donde pasamos más tiempo. Conseguir una decoración inspirada en paisajes naturales ayudará a recargar pilas.

20 formas de introducir la naturaleza en el salón

  1. El verde es uno de los colores de esta temporada y está muy relacionado con la naturaleza. En este salón lo han utilizado combinándolo con el blanco para contrastar y no sobrecargar el ambiente. Macetas de hojas verdes inundan el ambiente para dotarlo de frescura y naturaleza pura y dura. Tenemos un representante del mundo animal en uno de los cojines.
  2. Un salón con un look muy terrenal. En este salón han mezclado varios tipos de naturaleza. El suelo de parquet recuerda a los muelles de las playas, mientras los complementos y textiles nos transportan a las zonas más salvajes de África o a las culturas más ancestrales de América Latina. Se han atrevido a mezclar textiles animal print con estampados con figuras geométricas.
  3. En este salón también han mezclado diferentes tipos de naturaleza a través de cuadros. La zona izquierda de la pared está dedicada a imágenes que recuerdan a la playa, mientras que la derecha está enfocada a naturalezas más selváticas. Para el resto de la decoración se han inspirado en en árboles y rocas. Los árboles están representados por el verde de las paredes, y las rocas por la moqueta.
  4. Las paredes son un lienzo perfecto para impregnar de naturaleza tu salón, sobre todo si dispones de un espacio amplio como en este. Han decorado la pared central con un foto mural de un jardín japonés, mientras que el resto de la pared está tocado con revestimiento natural. Para añadir un plus de naturalidad, han decorado con una alfombra que recuerda a un suelo de tierra.
  5. Usar una base en tonos grisáceos es una buena idea para conseguir un salón tan acogedor como el de la imagen. Para aportar personalidad han utilizado maderas granuladas. La chimenea llena de troncos cortados da un aspecto aún más natural a la estancia. El toque orgánico lo aportan las flores que hay en la mesa de centro, mientras que el sillón resta un poco de formalidad al ambiente.
  6. Amarillos y verdes combinados con beige claro y blanco. Han creado un ambiente tropical muy enérgico. Como inspiración han tomado la luz brillante del sol y las hojas de plantas y árboles. El toque salvaje lo imprime la manta de pelo que hay sobre el sofá. La mesa de centro y las lámparas tienen un aspecto metalizado que aporta aún más brillo a un ambiente que ya de por sí es muy fresco.
  7. A veces un simple material o complemento nos traslada a entornos campestres. Las tres banquetas que adornan el centro de este salón están hechas con ramas de árboles. Es una idea que puede aplicarse a estancias modernas o contemporáneas, no es exclusiva de salones rústicos. Si vas a llevarla a cabo, añade un extra de naturalidad con flores silvestres. 
  8. La pared que comunica con el pasillo está decorada con baldosas de piedra natural. Para el suelo han usado piedra caliza. Las palmeras están sembradas en grandes maceteros. Todas las sillas son de fibras naturales. Los columpios aportan aún más originalidad a la decoración. Numerosas mesas de centro con forma de bongos decoran el salón.
  9. Una naturaleza más serena. Me gusta cómo han mezclado diferentes gamas de colores en el mobiliario y los textiles. Los cristales de los armarios tienen una sombra azul grisácea muy en sintonía con el sofá. Para las butacas han elegido un marrón oscuro terroso. El toque tribal lo aportan las dos mesas-taburete auxiliares.
  10. En una línea similar está decorado este salón, aunque con un toque más moderno y colorido. Han enfrentado dos butacas con estampados geométricos a un elegante sofá con tachuelas. Sobre él, vemos dos cojines con un estampado similar al de las butacas y dos cojines de pelo en sintonía con el tapizado de las sillas de madera. El color de las paredes y el cuadro que lo adorna, me recuerda a un cielo nublado.
  11. Las paredes y los cuadros en color marrón transmiten la calidez y la tranquilidad propia de las playas perdidas. Lo mejor para alegrar un sofá en crudo es incorporar cojines en diferentes colores. Los azules, verdes y amarillos evocan al mar, la vegetación y la luz del sol. También han usado estos colores en la manta colocada sobre la mesa de centro a modo de salvamanteles.
  12. Para conseguir un entorno enérgico y cálido similar a los paisajes veraniegos, han aplicado una técnica decorativa llamada blockingConsiste en combinar en una misma estancia varias prendas lisas de colores opuestos o complementarios. En este salón han mezclado fucsias con naranjas, verdes y animal print. Si vas a seguir esta idea asegúrate de contar con bastantes neutros o blancos.
  13. Casi todos los muebles de esta estancia evocan la vida en el campo. Han mezclado colores muy puros con el encanto de los materiales y las fibras naturales. Casi todos los muebles son antigüedades o piezas restauradas. La mesa está hecha a mano con una losa de arce de roca oriental. En las esquinas vemos grandes floreros que contienen ramas de árboles.
  14. En este salón querían transmitir la sensación de estar en un terreno de arenas movedizas. La alfombra de sisal es el centro de atención. Sobre ella han incorporado un kilim vintage que actuaría como barrera contra el agua, la arena y otros elementos. El cráneo de cocodrilo y el estampado de cebra de la otomana hacen referencia a la fauna local. La vegetación está representada por helechos y jarrones con flores.
  15. Este salón abraza la naturaleza. El techo, las vigas y las estructuras de madera nos transportan a un bosque arbolado. Los muebles se han distribuido formando un cuadrado. Han separado el cuadrado en dos tonos: un lado marrón y otro blanco. En el centro vemos una mesa de centro de cristal sujeta por dos troncos.
  16. Este salón está inspirado en la sabana africana. Han utilizado texturas que recuerdan a diferentes animales. Lo han realizado sobre una base en colores neutros, donde han mezclado piezas de cuero, ante y estampados de cebra y cocodrilo. Las pinceladas tribales las aportan las dos lámparas auxiliares que hay en cada esquina del sofá.
  17. Crear un ambiente en un espacio donde conviven varias estancias es complicado. Para acertar es muy importante delimitar bien las zonas. El pasaplatos actúa como separador de espacios. Para diferenciar aún más los ambientes se ha decorado con ladrillos una de las paredes. En el centro vemos una mesa de madera con formas irregulares sobre una alfombra de fibras naturales.
  18. Naturaleza en un ambiente donde predominan los dorados. Los dorados están asociados a estancias elegantes y con glamour. Los colores son la herramienta elegida para ambientar. Los cojines, el gran cuadro del centro y las flores aportan los toques naturalistas al salón. La mesa de centro es de madera maciza. Los espejos dorados aportan brillo y luminosidad.
  19. El piso de roble blanco natural, la alfombra con motivos tribales y los dos sofás de terciopelo azul son algunas de las características especiales que dotan a esta estancia de un aspecto muy natural. La chimenea ocupa el centro de una decoración totalmente simétrica. Las vigas del techo aportan dimensión a la habitación.
  20. La amplitud del espacio y la gran luminosidad que aportan las aperturas y los ventanales de este salón, permite que podamos incorporar especies arboladas en el interior. Han realzado aún más la naturaleza a través de los textiles que recuerdan al pelo de animales, el azul de la alfombra que evoca el color del cielo, la madera de las vigas y algunos complementos.
    Espero que estas ideas te ayuden a conseguir un aspecto más natural para tu salón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario