Google+ Followers

jueves, 13 de febrero de 2014

Cinco colores que darán a tu casa luz y emoción

Cinco colores que darán a tu casa luz y emoción

Blanco, arena, gris claro, verde agua y azul cielo. Cinco decoradores nos cuentan por qué apuestan por ellos para ganar luz y crear emociones.

1. Blanco: serenidad y creatividad

Asun Antó. Decoradora
“El blanco irradia pureza, pulcritud y serenidad; nunca pasa de moda y estimula la imaginación creativa. Además, es el color más luminoso, ya que refleja hasta el 80% de luz, y el que más resalta las piezas de decoración. Es perfecto para espacios pequeños porque, al elevar los techos y alejar las paredes, los amplía visualmente, y si lo combinas con madera decapada, para que resulte más cálido, también puede usarse en los grandes. Puro, roto, en tono almendra..., el blanco combina con todos los demás colores; con grises o arenas, por ejemplo, aporta sensación de elegancia”.
Sus ideas
• Para un look total: “Pintar las paredes, el techo y el suelo de blanco crea un efecto rebote que intensifica la claridad. Si, además, eliges las telas claras y los muebles decapados, pintados o lacados en blanco, la luminosidad será total”.
• Vigas de madera blanqueadas: “Si quieres reducir el grado de contraste entre las vigas de madera y el techo o suavizar el aire rústico que dan al ambiente, no lo dudes, píntalas de blanco. Además, conseguirás que la habitación parezca más alta y mucho más luminosa”.

2. Gris claro: calma y equilibrio

Marta
 Zuazo. MC Pinturas
“El gris es indudablemente un color elegante, que funciona en decoraciones clásicas, combinado con maderas nobles y cualquier color de tapicería, y en ambientes modernos, con maderas nórdicas, lavadas. Es perfecto para habitaciones grandes y diáfanas, pero también para cuartos pequeños porque los amplía. En MC Pinturas tenemos dos tonos de gris claro: grisalla, que es un gris cálido, compuesto con pigmentos ocres, rojos y tierras, y gris pátina, algo más frío, creado con azules, verdes y negro. Los dos son ideales para zonas con luz y sol directo, y los dos armonizan prácticamente con todos los colores. Por ejemplo, con blanco y piedras claros crean un ambiente equilibrado y tranquilo. Con rosas, romántico y con rojos, amarillos o azules intensos, actual”.
Suelos en gris
• Imagen actual: Los parquets, tarimas o laminados de madera en tonos grises son la opción perfecta para ambientes contemporáneos y para integrar muebles de corte clásico. Mejor cuanto más claros, para no restar luz. Y con la veta vista, para un aire más natural.
• Aspecto envejecido: Para conseguirlo tendrás que pintarlo y decaparlo o lijarlo, pero no lo hagas de manera uniforme. Ten en cuenta el proceso natural de envejecimiento de la madera. Algunas tablas tienen que quedar más claras y desgastadas que otras.

3. Azul: con energía positiva

Estrella Salietti. Decoradora
“La carta de azules es extensa, de los grisáceos a los verdosos, y ofrece muchas posibilidades de decoración. Tranquilo y refrescante, aporta seguridad y elimina las energías negativas. Amplía el espacio y da profundidad. El azul del Mediterráneo queda perfecto con muebles blancos o de madera clara; el grisáceo, con detalles en marrón o negro, que lo hacen más cálido; y el azul envejecido, con piezas de los 50”.

4. Arena: armonía natural

Pepe Llaudet. Interiorista
“Sobrio, mutable, versátil y elegante, el tono arena, o gris tierra como yo lo llamo, es un ‘todoterreno’. Idóneo para cualquier espacio en el que se busque armonía, relajación visual y resaltar los otros elementos decorativos. No es clásico ni moderno, es eterno. Está lleno de matices. Mantiene el equilibrio entre los grises y los ocres en su punto justo, y eso le otorga la neutralidad necesaria para combinarse con colores más llamativos como el rojo, el verde o el azul. Es especialmente sensible a la claridad y se transforma de forma radical según la fuerza y el tipo de luz que incida sobre su superficie, cogiendo tonos verdosos, azulados y violáceos dependiendo de su entorno. Por eso queda bien en cualquier parte”.
Su toque
Personaliza: “El color arena tiene la virtud de resaltar los materiales nobles con los que se combine, siempre y cuando el contraste con el material no sea muy exagerado, y queda especialmente bien con maderas como el roble. Por eso la técnica del decapado en esta gama (crema, gris tierra) es perfecta para recuperar un mueble antiguo y darle un aspecto vintage o Shabby Chic”.

5. Verde agua: alegre y fresco

Olga Gimeno, interiorista de Bona Nit
“Cálido y frío a la vez, el verde da tranquilidad, alegría y frescura. Evoca la naturaleza y se relaciona con el bienestar, pues los espacios naturales mejoran nuestra salud. Para darle intensidad lo mezclo con rosa amapola, y si busco un tono más romántico y luminoso, con rosa viejo y la gama de los arena. Para agrandar el espacio nada como el verde agua. Juega con otros verdes en cortinas, cojines... es muy elegante”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario